https://proyecto.artedv.com/testimonios-desde-el-confinamiento/

El AULA VIRTUAL reúne en directo y al instante a alumnos de muchas partes de España y del resto del mundo con clases en español.

Tenemos el orgullo de presentar la primera exposición integralmente online de la academia de pìntura con obras de alumnos del AULA VIRTUAL que expresan las vivencias del confinamiento por la crisis sanitaria, que nos ha permitido realizar un profundo trabajo de contemplación y desarrollo técnico artístico con cada alumno en el contexto de entretenidas clases grupales, que han hecho mucho más felices y llevaderos estos meses de duelo y soledad.

El AULA VIRTUAL reúne en directo y al instante a alumnos de muchas partes de España y del resto del mundo. Hemos compartido en el mismo momento con muchos puntos de Madrid, de España, de Inglaterra, Alemania, Francia, Hungría, Estados Unidos, Brasil, Chile, en una motivadora reunión de trabajo y aprendizaje.

El arte ofrece un camino sensible para desarrollar y manifestar los más hondos deseos, intereses y preocupaciones humanas. Su aprendizaje y práctica constituyen los aspectos más importantes del ser y la conciencia individual y colectiva.

Desde los albores de la conciencia, la especie humana ha logrado transmitir su experiencia vital a través del arte, eran consejos de cacería y recetas de supervivencia, curtir pieles o hacer fuego, millares de años antes del nacimiento del lenguaje y naturalmente la escritura, las cuevas rupestres son un testimonio perpetuo.

Por eso la construcción de la historia ha ido de la mano con el arte en todas sus épocas y ha sido testigo de momentos tan dramáticos como los que hoy vivimos, la Atenas de Pericles sucumbió con la epidemia de fiebre tifoidea. En época de Antonino, el sarampión y la viruela mermó la población del Imperio Romano. La peste en Constantinopla en tiempo de Justiniano terminó con un cuarto de los europeos. A mediados del siglo XIV se desató la famosa peste negra, arquetipo del horror, y su rebrote en el siglo XVII mató a casi la mitad de los habitantes de Venecia, Sevilla y Londres.

Tras la I Guerra Mundial se desencadenó una epidemia de gripe que fue más mortífera que la propia guerra, y recientemente el sida se ha cobrado centenares de miles de vidas en el mundo entero. Sabemos que en cualquier momento episodios como estos pueden volver a suceder, pero aún así nos sorprende su aparición. ¿Estamos olvidando que somos mortales?
Esta es la labor del arte, comunicar, el artista es un testigo que narra la crónica del presente que a través de sus pinceladas nos advierten o recuerdan como en las cuevas rupestres quienes somos, a donde vamos, este es valor máximo del arte.

Les invitamos a conocer y disfrutar de esta exposición virtual, recorriendo los distintos rincones de la mirada de cada artista, sus testimonios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share →